martes, diciembre 13, 2005

Los abajo firmantes

¿Puede distinguirse si el siguiente texto fue redactado por el Ministerio de Propaganda o por quienes aparecen firmando al final del mismo?:

COMUNICADO

La soberanía de Venezuela debe respetarse


Desde la elección del señor Hugo Chávez a la presidencia de la República se han multiplicado los ataques contra la democracia venezolana, con flagrantes pruebas de ingerencia por parte de Estados Unidos.

El 11 de abril de 2002, el presidente Chávez fue víctima de un golpe de Estado promovido por la administración Bush con la complicidad de los sectores más antidemocráticos de la sociedad venezolana. Menos de 48 horas después, la junta golpista se vio rechazada por la movilización popular, que exigió sin descanso y con éxito el regreso del representante legítimo de la nación.

Pero la oposición, no contenta con el fracaso de su putsch, intentó en diciembre de 2002 sabotear la industria petrolera, vital para el buen funcionamiento del país, y causó daños colosales a la economía venezolana.

En agosto de 2005, durante un programa de televisión de gran audiencia en EE.UU., el reverendo ultraconservador Pat Robertson, muy cercano a los ideólogos de la Casa Blanca, hizo un llamamiento al asesinato del señor Hugo Chávez, líder de Venezuela, sin tener por ello ningún problema ulterior con la justicia estadounidense. Su asesinato “nos costaría mucho menos caro que iniciar una guerra”, afirmó.

En septiembre de 2005, el presidente Hugo Chávez denunció públicamente la existencia de varios planes de invasión de Venezuela por parte de las fuerzas militares estadounidenses. Washington no deja de estigmatizar al líder venezolano como si fuese“una fuerza negativa” para la seguridad del continente americano.

En noviembre de 2005, el gobierno del señor José Luis Rodríguez Zapatero se vio sometido a intensas presiones por parte de Estados Unidos con el fin de que España no procediera a la venta de armas a Venezuela. Washington dio prueba con ello de un patente desprecio de las reglas diplomáticas internacionales.

Durante los últimos seis años la oposición venezolana ha sufrido once derrotas electorales consecutivas, y ello a pesar de todas las campañas mediáticas que organizó contra el gobierno legítimo del señor Hugo Chávez.

Frente a esta desbandada ininterrumpida, la oposición, que ha perdido toda base popular, decidió boicotear las últimas elecciones parlamentarias con el objetivo de socavar el proceso democrático. Serias sospechas pesan sobre Estados Unidos, considerado como el promotor de esta nueva tentativa de desestabilización.

La oposición venezolana, en parte financiada por Washington, que se niega a plegarse a las reglas electorales, toma así como rehén a la democracia. ¡Eso es inaceptable!

¡Las decisiones soberanas del pueblo venezolano deben respetarse, pues el porvenir de la nación no se decide en las oficinas de la Casa Blanca, sino en las urnas bolivarianas!

Nadine Gordimer, Salim Lamrani, Noam Chomsky, Adolfo Pérez Esquivel, José Saramago.


Fuente

3 comentarios:

Domingo Ruiz dijo...

¿De qué fecha es ese comunicado?

Klaus Meyer dijo...

Aparentemente de ayer, y fue reseñado por la prensa electrónica hoy.

Saludos.

Anónimo dijo...

A Nadime Gordimer,no le basta con contribuìr con la entrega de su paìs al terrorista Nelson Mandela,de cuya decisiòn sòlo se lamenta recientemente(ver www.africancrisis.org).
Ahora apoya al tirano local,claro debe garantizar los negocios sucios de su financista Harry Oppenheimer en la Guayana.
Eliècer.