martes, diciembre 06, 2005

La zafra de los diez millones de votos

Es imposible relatar la tragicomedia del absurdo de la preparación e intento de realización de la llamada "zafra de los diez millones". Ante la imposibilidad de alcanzar los objetivos perseguidos por métodos normales, Fidel Castro, quien dirigió personalmente la zafra, acudió a recursos extremos. Haciendo obligatorio el trabajo "voluntario", todos los hombres de todas las empresas, fueron a cortar caña quedando en talleres y oficinas solo mujeres y minusválidos, quienes iban los sábados y domingos... El gobierno calificó las medidas de heroicas; los técnicos azucareros las tacharon de absurdas en el mejor de los casos. En realidad eran medidas no solo para producir azúcar sino para lograr fines políticos y sociales a largo plazo. Se logró destruir toda la superestructura social y económica sobre la cual descansaba la industria azucarera y los patrones laborales cubanos...

A partir de la primera zafra del gobierno castrista, y debido a la falta de organización en el trabajo azucarero, fue necesario comenzar las zafras muy temprano, cuando la caña aún no tiene el contenido requerido de sacarosa y terminarla entrando en el periodo de lluvias cuando este momento ya ha pasado. La zafra de 1970 comenzó antes y terminó después del periodo adecuado...

La zafra terminó sin cumplir sus objetivos. Como siempre se tramó un gran escándalo con un incidente real o creado para distraer la atención pública acusando al imperialismo norteamericano, y exacerbar el nacionalismo del pueblo cubano.


La megalomanía de un "Líder" en acción. En Venezuela tenemos nuestra versión criolla... de los diez millones, "Diez millones para Chávez en el 2006", y los recursos de todos los venezolanos se abocarán a lograr tan ambiciosa meta. Ahora bien, si actualmente el Registro Electoral es de casi 14 millones y medio de electores, y la abstención para elecciones presidenciales va de 33% en 1998, a 43%% en 2000, ¿cómo llegamos a esos "10 millones"? Suponiendo que se de un aumento del Registro Electoral tan "atípico" como entre los años 2003 y 2004, es decir un 25% de aquí a 2006 y la abstención en esas elecciones sea del 38% (promedio de 33% y 43%) esto implica:

14.500.000 más 25% (3.625.000)= 18.125.000 votantes registrados para el 2006

Abstención del 38% = 6.887.500

18.125.000 - 6.887.500 = 11.237.500 de votos emitidos en 2006...

¿...de los cuales 10 millones son para Chávez? ¡El barbarazo!

O el Registro crece más de un 25% para el 2006 o la abstención tiene que bajar a 20% o menos, y ninguna de las dos opciones se ve muy realista. Así tendremos montado un circo multimillonario todo el año que viene para alcanzar una meta irreal.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Klaus te dejè un comentario en el post sobre la Cumbre Àrabe-Latina,en el blog "no me digas teodoro".
Si puedes contestarme pronto,te lo agradecerè en grado sumo.
Boutros Ghazzem.
freelebanon@baptistmail.com

Lorenzo dijo...

Yo escribi un post en el blog de El Liberal Venezolano...

http://liberal-venezolano.net/blog/

La Asombrosa Revolucion Maniaco-Depresiva

que trata de ser un ensayo aficionado sobre la modalidad del comportamiento que reseñas y que constituye la marca clasica de los regimenes totalitarios... El desorden bipolar

KBULLA dijo...

Lograr una asistencia masiva en las elecciones del 2.006 no es tan difícil.

Simplemente, la Asamblea modificará Constitución y leyes afines para que el voto sea una obligación (con claúsulas penales y todo lo demás) y no un derecho. El resto queda en manos de los "magos" de las SMARTMATICS.

Saludos.