viernes, noviembre 18, 2005

Viernes alucinante en Santa Mónica

Pueden acercarse a la avenida Las Ciencias cruce con calle Vargas, pues en este preciso momento (y quien sabe desde que hora de la mañana) han montado un tinglado con música a todo volumen (quizá para hacer partícipes a los vecinos del martirio del homenajeado) para conmemorar el primer aniversario del asesinato del fiscal Danilo Anderson. Pero eso no es todo, aún hay más. En una esquina de ese cruce han develado una placa montada en un pequeño podio. El texto, imposible de recordar, es la típica parrafada que se dedica en momentos de tanta solemnidad a glorificar a quien no merece ningún honor mezclado con propaganda indicando a quien debe odiarse por habernos arrebatado a esta súper persona.

Pero eso no es todo. Por el reverso (o anverso) del mismo podio podemos apreciar un altorrelieve del rostro del fiscal, que bien puede servir de modelo para una colección de monedas.

Anteriormente había comentado como la glorificación de ciertas conductas y ciertos actos era la mejor manera de perpetuarlos, aquí se repite la historia; se levanta una placa conmemorativa (estatuas todavía, no) a un personaje acusado por el propio gobierno de pertenecer a una banda de extorsionadores

Por favor vayan a verlo, no sólo para comprobarlo con sus propios ojos sino para hacer un poco de compañía al cuidador del tinglado encargado de poner el CD de canciones escritas todas al fiscal.

3 comentarios:

EnigmasExpress /Gandica dijo...

Vaya, me pregunto que diría Mr A. Gramsci al respecto ¿eh?
Cordial saludo.

K-2 dijo...

Typical and autoctonal...-_-

Klaus Meyer dijo...

Signor A. Gramsci, por favor.
;-)