viernes, octubre 26, 2007

Control de población

Control de población

Murray N. Rothbard *
AUBURN, ALABAMA (AIPE)

La mayoría de la gente muestra una saludable falta de interés en los interminables ciclos de conferencias de las Naciones Unidas, considerándolas de utilidad sólo para mantener ocupados a una creciente burocracia internacional y a sus bien remunerados asesores. Eso es así, pero es peligroso subestimar la malicia de las actividades de la ONU. Escondidas tras tantas necedades está el objetivo permanente de crear un gobierno despótico mundial, formado por burócratas arrogantes y sin rostros que no le dan cuentas a nadie. Se trata del viejo deseo colectivista de controlar la humanidad.

La más reciente manifestación fue la Conferencia de EI Cairo sobre Población, seguida el año que viene por la Conferencia de la Mujer. La propaganda de la ONU utiliza una de esas sentencias obvias y estúpidas: "Mejorar el nivel de la vida de la mujer hará que mejore el nivel de vida de todos". Pero el mal de fondo y el engaño de la Conferencia sobre Población se perdió de vista en medio de la controversia sobre el aborto. Pocos examinaron críticamente las premisas básicas de la conferencia, la falaz proposición de que la causa fundamental de la pobreza en todo el mundo y especialmente en los países subdesarrollados es la sobrepoblación.
La solución de la ONU es lo que con eufemismo llama "control de población", lo cual es en realidad el uso de la fuerza gubernamental para incentivar u obligar a la gente a tener menos hijos. Como generalmente se refieren a poblaciones de color, sólo la acusación de racismo ha logrado hasta ahora frenar las ambiciones de los controladores fanáticos.

Cuando se puso de moda controlar la población y emergieron grupos como el de Cero Crecimiento, se pretendía eliminar el crecimiento de la población en todas partes, incluyendo Estados Unidos. Entonces se lanzaron variadas y fatuas estimaciones sobre la fecha en que la gente no cabría de pie en la Tierra. La cumbre de la histeria se alcanzó por los años 70, pero rápidamente se esfumó, cuando el censo demostró que el crecimiento poblacional era cada vez más lento.

Poco después esos mismos alarmistas comenzaron a denunciar que un crecimiento vegetativo más lento significaba que la población sería cada vez de más edad y preguntaban que quién iba a sostener a tantos viejos que ya no trabajaban. Entonces aparecieron los defensores de la nueva doctrina sobre la muerte temprana y "digna".

El objetivo del movimiento Cero Crecimiento era la imposición de un máximo legal de dos hijos por mujer y de no cumplirse se procedería a la esterilización obligatoria o al aborto. Los comunistas chinos fueron más lejos, decretando un solo hijo por mujer. Mientras que los controles de población se han dado por vencidos en los países avanzados, están empeñados en alcanzar sus macabros propósitos en el Tercer Mundo. Claro que si uno observa la vida en esos países se nota hambre y pobreza. Pero es una falacia elemental atribuirlo a la densidad de población. Por el contrario, la población crece cuando aumenta la demanda de mano de obra y entonces mejora el nivel de vida. Una población creciente generalmente indica mayor prosperidad y desarrollo económico.

Hong Kong, por ejemplo, tiene una de las mayores densidades del mundo y el nivel de vida allí es mucho más alto que en el resto de Asia, incluyendo la despoblada provincia china de Sinkiang.

Europa occidental tiene una alta densidad, mientras que el Africa está despoblada porque el nivel de inversión de capital es tan bajo que no puede mantener a mucha gente. Roma tenía una inmensa población en la cúspide de su imperio y se redujo con su caída. El Tercer Mundo no sufre de excesiva población sino de un inadecuado crecimiento económico debido al irrespeto generalizado a los derechos de propiedad, al exceso de regulaciones y controles de los gobiernos, y al flujo de ayuda externa que perjudica a la inversión privada. El resultado es insuficiencia de ahorro, inversión, habilidad empresarial y de oportunidades de mercado. Más que controles de la ONU y del gobierno nacional, lo que necesita la gente es que la dejen en paz. Pero, claro está, libertad económica es exactamente lo que las burocracias nacionales e internacionales no están dispuestos a ofrecer.

* Economista del Ludwig von Mises Institute


EL UNIVERSAL, 20 DE NOVIEMBRE DE 1994




Technorati Tags: , , .
Blogalaxia Tags:



Venezuela Blogalaxia Tags:


6 comentarios:

bumersindo dijo...

yo estoy d acuerdo con el control d la poblacion, creo que la cantidad de gente que habita el planeta es excesivamente mayor a la que deberia ser, por eso estamos acabando con el y con las otras especies.

por otro lado, en paises como venezuela, es imposible alcanzar un nivel de desarrollo ya que la tasa de crecimiento poblacional es mayor a la capacidad que tenemos de generar empleos, de construir escuelas y hospitales.

luis dijo...

los ecologos fueron los que se dieron ceunta por primera vez, que cada vez que habia ams alimento las poblaciones crecian, luego esas poblaciones al ser mayores, acababan los recursos, pongamos, ratones, al bajar los ratones, los gatos al no tener aliemnto se morian de hambre.
Nosotros gracias a las mejoras tecnologicas hemos podido acabar con ese ciclo. Lo que dice ese economista no es correcto en varios aspectos, al caer roma se dejaron de hacer mantenimiento a los acueductos y estos dejaron de llevar agua en muchos lugares, por lo tanto la cantidad alimentos disminuyo. los romanos si llevaban a cabo un control de poblacion, creo que he hablado de ello en varias partes. La poblacion volvio aumentar a mediados de la edad media mas que todo por el invento del arado de vertedera lo cual aumento la producion de la tierra y la tala de los bosques.
pero cada intensificacion de producion ha conllevado a un auemto de la energia nesesaria para producir mas.
Eso tiene un limite ecologico.
Cuando hay mas alimentos o para producir mas alimentos es se tienen mas hijos, hasta que se llega a una densidad critica, en la cual todos los mamiferos comienzan a sufrir comportamientos anomalos, y de esa no nos salvamos.
La proxima intensificacion de producion sera llavada a cabo por la biologia molecular, eso `podria auemntar la cantidad de personas que puede mantener el mundo, pero en detrimento de su ecologia y de las demas especies.
Lo importante es que nadie evoluciona en el vacio, todas las especies coevolucionan, al acabar con las demas especies estamos cavando nuestra propia tumba. y en el aspecto sicologico las cosas no nos van mejores. Actualemte la mayor pandemia que existe, no es la malaria, si no los problemas sicologicos, segun lei por ahi actualmente la mitad de la poblacion mundial vive en ciudades, y las ciudades siempre tienen una mayor densidad que la del pais en general y es donde los problemas sicologicos son mayores.
creo que la mejor solucion seria aplicar las teorias de skiner. darle incentivos para qeu las personas tuvieran menos hijos. en vez de imponerle esas politicas.
Ciertamente europa tiene una densidad muy alta, y por esa razon no puede alimentarse a si misma, nesecita de otros paises ¿que pasara caundo esos otros paises tengan que alimentar su propia poblacion y no puedan exportar mas a europa?

Klaus Meyer dijo...

Luis, en tu respuesta incluyes muchos más temas que los tratados en el artículo, pero vamos por partes.

El artículo en cuestión lo publiqué solo para rescatarlo de la basura (estaba en la otra cara de un recorte que guardé de esa época, es decir, no lo guardé porque lo escribiera Rothbard -¿Rothbard quién?- sino que se salvó de chiripa). Rothbard habla de las segundas intenciones que se esconden tras muchas decisiones políticas del ONU respaldadas por los "estudios" de organizaciones ecologistas ("ecocatastrofistas").

En cuanto a tu comentario, Roma practicaba ampliamente el infanticidio, pero sobretodo contra las niñas, pues eran más valorados los varones, lo cual es bastante compatible con una potencia expansionista como la romana, sobretodo en su fase imperial, que necesita cada vez más soldados (Mussolini daba bonos a las madres que parieran varones, léase futuros soldados).

En cuanto a límites ecológicos, ya para la década de 1980 se auguraban HAMBRUNAS en los EEUU pues éstos no serían capaces de mantener a sus 180 millones de habitantes (hoy tiene 300 mm). Por otro lado la explotación intensiva de cultivos ha permitido cortar cada vez menos bosques y hasta aumentar su número. (Son los movimientos ecologistas lo que atentan más contra los recursos naturales, por ejemplo, para instalar los molinos de viento para la producción de energía "ecológica" deben cortarse cada vez más bosques.)

Japón que tiene una altísima densidad de población (y una cultura aparentemente amante de la violencia -véanse los mangas y animes) sin embargo tiene una tasa bajísima de violencia y asesinatos; lo mismo podría decirse de Hong Kong pero no tengo las cifras a mano.

No es mi intención contraponer ejemplos a los tuyos, la idea es demostrar que no pueden extrapolarse los datos presentes para cambiar el futuro, el "supuesto" futuro que muchos creen vislumbrar.

Si Malthus o los malthusianos hubiesen tenido suficiente influencia o poder en el siglo XIX se habría llevado a cabo un genocidio mundial para evitar o retrasar el crecimiento demográfico, lo cual, visto lo visto después de un siglo, hubiese sido no solo un crimen sino una estupidez pues la extrapolación de sus conclusiones no se cumplió.

En tu caso propones métodos menos drásticos, pero seguimos sin resolver lo principal ¿es necesario? La tasa de nacimientos en los países más ricos (o menos pobres, como se prefiera) tiende a disminuir, ¿es necesario "estimularlos" skinnerianamente? ¿O hay que estimular a los países pobres? Claro, la culpa siempre la tienen los pobres por ser pobres.

Lorenzo Albano F. dijo...

Hay un articulo de Science que debieran leer:

Se llamaba Westerners Breed like 30 tonne gorillas

http://www.nature.com/news/2003/030407/full/news030407-9.html

Dice que los seres humanos en cuanto a nuestro comportamiento reproductivo nos comportamos como todos los animales. Una proporcion inversa entre cantidad de energia consumida y cantidad de hijos.

Pero por el otro lado no somos los gatos que se conforman con aumentar su numero, mientras haya ratones.

Nosotros consumimos MAS en nosotros (y no solo en los renglones agricolas, que son los ecologicamente mas sensibles) y nos reproducimos MENOS. Preferimos tener 3 hijos bien educados y alimentados que 9 mal alimentados.

Y a diferencia de los gatos producimos solo uno por camada, y hemos inventado anticonceptivos, y tomamos decisiones.

La solucion a la "sobrepoblacion" es simple: Un mejor nivel de vida y una mayor libertad de decision en cuanto a la reproduccion.

Pero Rothbard tenia razon. Ni gobiernos NI grupos religiosos quieren oir hablar de gente prospera, retrechera, bien educada y con la posibilidad de controlar su reproduccion.

Domingo dijo...

Muy buenos enlaces Luis, los estaré revisando con detenimiento.

Anónimo dijo...

Acaba de editarse un libro que recomiendo para aquellos que ingenuamente creen en lo que las organizaciones ecologistas internacionales utilizan propagandísticamente para apoderarse de los recursos naturales de los países subdesarrollados. El libro se llama Ecofascismo y el autor es Jorge Orduna. Alli se documenta la historia de esas organizaciones surgidas de los grupos de poder del hemisferio Norte ( Inglaterra y la Unesco en un principio), partidarios de las teorías eugenésicas y maltusianas de control poblacional; para controlar los recursos, el crecimiento y desarrollo del hemisferio Sur. Imperdible.