sábado, diciembre 30, 2006

Que si sí, que si no

Traduzco el post de Miguel Octavio sobre el caso de la concesión a RCTV:

Cuando escribí mi post sobre Chávez y RCTV, no tenía claro porqué existía una diferencia de opinión entre el gobierno y los propietarios de RCTV sobre si la concesión expiraba o no el próximo año. Hablé con algunas personas y trataré de explicarlo lo mejor posible, aunque aún tengo lagunas. De haber imprecisiones en los detalles, haré las correcciones pertinentes.

La concesión de RCTV debía, de hecho, expirar el año próximo. Sin embargo la Asamblea Nacional aprobó en el año 2000 la nueva Ley de Telecomunicaciones que especifica que, entre otras muchas cosas, las concesiones existentes tendrían un plazo de dos años para "adaptarse" o cumplir con la nueva ley. Adaptarse a la nueva legislación implicaba la renovación automática de la concesión según las condiciones de la nueva ley. El ente regulador, CONATEL, reglamentó las regulaciones para la adaptación. Todas los canales de transmisión de TV enviaron los recaudos para adaptar sus concesiones a la nueva ley.

El problema surge porque CONATEL nunca respondió a las televisoras aprobando su adaptación a la nueva ley. Por lo tanto, no existe ningún acto formal aprobando el cambio. En Venezuela existe una Ley Organica de Procedimientos Administrativos (LOPA), que establece límites de tiempo (creo que son cuatro meses si no hay ninguna respuesta) a los entes gubernamentales para responder a cualquier solucitud, tal como la adaptación de las concesiones a la nueva ley. Ya que CONATEL no aprobó nunca formalmente la adaptación, pero tampoco la rechazó, según la ley [LOPA] la solicitud de los dueños de RCTV se considera aprobada y, por lo tanto, su concesión se extendería veinte años a partir del límite de dos años impueto por la ley. En Venezuela esto se llama "silencio administrativo" y se aplica a todas las solicitudes que un ciudadano o cualquier entidad legal haga ante los organismos gubernamentales.

Por lo tanto la diferencia de opiniones surge del hecho de que el gobierno considera que la concesión expirará según la vieja ley, mientras que RCTV cree que el silencio administrativo extendió automáticamente su concesión.

Nótese que, en cualquier caso, el gobierno necesitaría tener una razón legal para no renovar la concesión. Es decir, si RCTV cumplió con los requerimientos para la renovación el gobierno no puede simplemente negársela sin aportar una razón legal y las aportadas por Chávez ciertamente no son válidas. No hay ningún "derecho del Estado" para negarla a voluntad o por capricho, como indicara hoy el vice presidente, existe un mandato de la ley y debe haber una razón válida legal o técnica para denegar una renovación que no ha sido aún requerida por la televisora.

De tal manera que, ya sea que la concesión expire o no el año próximo, tendrá que decidirse en los tribunales, que estoy seguro que encontrarán la manera de complacer los deseos del Presidente.


Technorati Tags: , , , .
Blogalaxia Tags: , , , .

5 comentarios:

luis dijo...

menos mal que me lo explicastes, no entendia eso que granier rechazara de manera tan contundente lo dicho por el presidente.
Y al igual que tu, no creo que en este pais exista un juez lo suficientemete valiente, como para decirle NO al Supremo. y si lo hace, ponen a otros para que escriba la sentencia, eso ya ha sucedido.

Manuel dijo...

Creo que ese silencio queda a favor del mesmo, pues si no hay renovación explícita no hay mucho de dónde agarrarse. Las razones es lo de menos... esas se inventan en el camino.

KBULLA dijo...

Lo más triste de todo esto, amigo KLAUS MEYER, es que la prensa que he consultado hasta los momentos (incluyendo radio y televisión) no presentan el argumento que UD. oportuna y acertadamente traduce del blog de MIGUEL OCTAVIO.

En pocas palabras, estamos en presencia de un acto circense de autocensura, en donde no se le presenta al lector, oyente o televidente, información y/o argumentaciones que le permitan hacerse de una opinión personal de quién dice la verdad y porqué, sino que nos presentan la hueca argumentación de parte y parte de "se te vence en el 2007" o "se nos vence en el 2021" sin ahondar más allá de este cansón ritornello.

Pobre papel de celestinaje que parece que a partir de ahora irán a jugar los medios de comunicación venezolanos.

Más que ninguna otra, la prensa venezolana insiste en desconocer que Marshal McLuhan tenía razón: somos una aldea global y ya no hay secretos en la misma, por más que que las noticias sean mal manejadas por quienes tienen como obligación informarnos oportuna y verazmente o el gobierno crea que con vender el sofá se acabó su problema de credibilidad e imagen.

Saludos.

Kareta dijo...

Èste hecho va a ser el suceso del año... estamos pendientes de eso, por lo pronto ¡Feliz Año! Klaus... aunque por lo que vemos no serà tan bueno.

Karelia

Elier dijo...

Hola Klaus, esto me acuerda a los muchachos peleones en las escuelas que aguantados por un tercero no se agarraban hasta que éste se cansaba y los dejaba pelear para ver el desenlace. La posición altanera del Presidente de cerrar un canal porque según él, la ley le confiere ese poder es igual a la del grupo 1BC y su más exacerbado miembro: Granielito ofreciendo un estilo periodístico muchísimas veces al margen de una información veraz y oportuna
A mi juicio, esta disputa sólo sirve para llenar el ego de quienes la han venido labrando, apartándose nuevamente de los roles que les confiere su condición. A trabajar por el país carajo…