martes, diciembre 05, 2006

El Plan "B"

Pasado el "trámite" electoral, la fracción que no resultó ganadora tiene la oportunidad de implementar un verdadero Plan "B".

Por supuesto, este plan pasaría por deslastrarse de muchas ideas preconcebidas que han sido una constante a lo largo de estos ocho años lo cual, aunque difícil, resultaría en mayores beneficios que los obtenidos hasta ahora.

Antetodo hay que reconocer que en una batalla entre socialismos, el socialismo en el poder tiene las de ganar. Si el aspirante me promete básicamente lo mismo que quien está en el poder, ¿para qué voy a cambiarlo?

Luego hay que interiorizar que no se trata de combatir a un hombre sino a un proyecto ideológico, y un proyecto ideológico solo puede combatirse con otro proyecto ideológico de signo contrario; recetar un socialismo como alternativa a otro no cambia mucho el escenario: en ambos casos se trata de repartir riqueza y no de crearla, y puestos a repartir quien está en el poder parte y reparte bastante mejor.

Por lo tanto, ante la invitación del presidente Chávez a debatir sobre Socialismo y Capitalismo (más bien debería ser sobre Liberalismo), el plan B debería consistir en tomar ese reto y poner frente a un proyecto Socialista un proyecto Liberal. Claro, para esto deben abandonarse décadas de prejuicios donde se nos vendía (y vende) un Estado redentor encargado de salvarnos a pesar de nosotros mismos.

Si se está dispuesto a dar este paso, deslastrarse de la misma ideología del poder, y asumir el reto de desmontarla desde un punto de vista liberal opuesto al socialista, efectivamente estaríamos hablando de combatir al proyecto ideológico del poder, un plan B a largo plazo pero más efectivo.

Technorati Tags: , , , , , .
Blogalaxia Tags: , , , , , .

2 comentarios:

Larry dijo...

Completamente de acuerdo, Klaus. Lo que planteas presupone, a mi modo de ver, mandar definitivamente a la basura al 90% de la dirigencia política opositora. Pero eso creo que no será posible mientras los medios de comunicación establecidos sigan tomando a ese 90% de la dirigencia que es estatista como los intrerlocutores válidos en esa discusión de ideologías.

De alguna forma debemos buscar la forma de "bypasear" el obstáculo de los medios y situar a verdaderos liberales al frente de la discusión.

Jesus dijo...

Totalmente de acuerdo con tu Plan B, no tiene sentido oponer socialismo a socialismo, son solo mas de lo mismo.