martes, octubre 24, 2006

El blogo-alboroto de la blogosfera venezolana

A raíz del artículo de una periodista, Carla Candia Casado, en la revista "Todo en Domingo" de El Nacional referente a la blogosfera (¿blogósfera?) venezolana se ha alborotado el blogo-cotarro, con razón, de más está decir. Aunque no he podido leer el mencionado reportaje, me fío del comentario que algunos colegas han hecho sobre él. La blogosfera es mucho más... o podría ser mucho menos, por lo que diré más adelante.

En todo caso, el reportaje en cuestión no pasó de ser más que un pálido reflejo de un fenómeno en desarrollo, que, como la cultura popular, tiene dolientes a montones, que han pegado el grito en el cielo y en la redaccción del diario involucrado.

Lamentablemente, el siguiente paso en la discusión se desvía de la alabanza a esa diversidad obviada por el apaleado artículo, a proponer, de alguna manera, lo contrario, la uniformidad aunque sea "temporalmente".

Un blog puede ser lo que quiera, la blogosfera puede ser cualquier cosa. Se puede tratar de tirar en un sentido en nombre de una "comunidad virtual como tribu posmoderna" (sea lo que sea eso), pero esas proposiciones no pasan de ser eso, proposiciones que serán acogidas o no por los bloggers individualmente.

Por otro lado queda analizar porque no "vibran como un mismo corazón" aquellos que se autoimponen ese concepto o ese ideal. ¿Es conocido en la blogosfera venezolana el hecho de que un blog venezolano dio un tubazo periodístico anunciando antes que los medios "formales" sobre el caso de que el Contralor General de la República cobraba doblemente? ¿Es conocido el hecho de que un blogger venezolano está reportando "en vivo y en directo" la campaña electoral venezolana?

¿Por qué no hay ecos en otros blogs de estas cosas? Si no nos leemos entre nosotros mismos, ¿esperamos entonces vibrar al unísono temporalmente?

Lo que será, será. Quizá algún tengamos nuestro Rathergate. Mientras tanto podemos ver la evolución de la blogosfera en otros sitios [1, 2]. ¿Nos dirigimos hacia allá? ¿Si? ¿No? Quién sabe.

ACTUALIZACIÓN: El reportaje completo está disponible en Noticias 24 (visto en QTPD)

Technorati Tags: , , , .
Blogalaxia Tags: , , , .

2 comentarios:

Ibelin no Balian dijo...

Como decía un blogger mexicano por allí: no hay una blogosfera, hay muchas blogosferas. Mientras, sigamos posteando! :)

Anónimo dijo...

¡POR DIOS! Sinceramente no entiendo qué esperaban. Se trata de Todo en Domingo, una revista que hace todo lo posible por vender la banalidad como una virtud. Según ese estándar, esta fue una nota bastante pasable. Pero la verdad es que el escándalo que han armado los blogueros básicamente habla muy mal de ellos mismos. Y lo digo por dos motivos.

Primero, ¿qué hacían tratando de verse reflejados en las páginas de Todo en Domingo? Sé que el lío político ha acabado con la seriedad de todos nuestros medios de comunicación (chavistas u opositores), pero si en algún lado esperamos ver un tema tratado con madurez periodística, no es precisamente en esa revista. El simple hecho de que hayan salido a comprarla con avidez ese fin de semana, es una muestra de lo poco serios que son.

Segundo, la mayoría de las críticas demuestran un profundo desconocimiento de lo que son los medios de comunicación: maquinarias industriales que –para hacerse rentables– deben reducir la muy compleja realidad a absurdas pastillitas light envueltas en luces y musiquita. El periodismo consiste en hacer abstracciones a partir de una ojeada al mundo. Esta ojeada sobre los blogueros no estuvo tan mala como muchas que leemos sobre otros temas. La única diferencia es que como ustedes conocen esta historia por dentro, esta vez sí le vieron las costuras al traje.

¿No les gustó el retrato que salió en Todo en Domingo? Pregúntense por qué la periodista –que seguro antes de salir a investigar sobre este tema no tenía nada en contra de los blogueros, y quizás mucho a favor– encontró una realidad tan vacía y banal entre sus entrevistados. Y mientras piensan sobre eso, pregúntense cuántas fuentes tendría que consultar esta señora antes de conseguir a alguien que tuviera algo realmente valioso que decir. Lamentablemente, y esto ustedes lo saben, los blogs de calidad no son –ni remotamente—mayoría en la red.

Último punto. En el mundo de los blogs, la individualidad y la originalidad son dos valores altamente preciados. Sin embargo, me ha dado mucha risa ver que la mayoría de las reacciones de los blogueros venezolanos ante este caso, no son sino torpes calcos de las controversias que surgieron en los 90 cuando los medios de comunicación masivos de Estados Unidos, Inglaterra o Alemania comenzaron a publicar sus primeros reportajes sobre el entonces “nuevo” fenómeno de los blogs. En fin, a veces todos somos más humanos de lo que nos conviene.