miércoles, mayo 16, 2007

Ahora que tengo su atención...

Mi anterior post sobre la inminente prohibición de fumar en restaurantes, produjo algunos efectos deseados y otros inesperados. Entre éstos últimos una avalancha de comentarios (¡cuatro!) inusitados para esta bitácora.

Entre los deseados, estuvieron la(s) reacción(es) ante tal medida que servirá para medir (eso espero) donde estamos parados los venezolanos en cuanto a respeto de los derechos ajenos y cuál es su posición ante un Estado cada vez mas intervencionista de la esfera privada.

Aunque la muestra no es representativa, la(s) reacción(es) fue previsible y decepcionante: apoyar la medida. Tal vez sea la interiorización (equivocada) de que los locales de acceso públicos (léase locales comerciales u oficinas) son de "propiedad pública"; en todo caso, se piensa que deben ser reglamentados por leyes o decretos como los parques públicos, las oficinas públicas, etc.

De tal manera que los clientes de un restaurant prefieren una ley que prohíba fumar en los restaurantes (recuérdese: privados) a preguntar antes de sentarse: "¿Este restaurant tiene zona de no fumadores?" y, en caso negativo decir: "Pues entonces no como aquí".

------------------------

Aunque no me crean que no fue concertado, después de publicado el post mencionado más arriba, el diario TalCual publicó un editorial sobre el "culto a la personalidad" en Venezuela, llamado coloquialmente "jalabolismo", ilustrado con tres parcartas de propaganda donde tres líderes levantaban abrazaban besaban a un niño o niña:


No se cómo encajará con la Ley de Godwin, pero ahí queda.

Technorati Tags: , , .
Blogalaxia Tags: , , .

2 comentarios:

sine metu dijo...

Mi opinión

(es un debate largo en inglés entre un estadounidense en contra de la prohibición y un argentino a favor de la misma)

luis dijo...

creo que la ley de gowin es por la referencia a la bota nazista. y aqui tambien.
Pero no te preocupes voy hacer un post sobre lo de fumar. me gusto la idea.
sobre todo por eso que a la gente le gusta prohibirle a los demas lo que ellos detestan, pero no le gusta que le prohiban a ellos nada.
Y esa es una ley mas autoctona, la ley del enbudo