lunes, junio 12, 2006

Estado debate sobre Internet, ¿adivinen quién perderá?

Sobre el uso de internet, de video juegos y de otros multimedia se centró el debate sostenido este lunes en el Hemiciclo del Palacio Federal Legislativo, el cual estuvo a cargo de la Comisión Permanente de Familia, Mujer y Juventud de la Asamblea Nacional (AN).

Especialistas, asesores, docentes, niñas, niños y adolescentes disertaron sobre el uso de internet y sus efectos.

La diputada y presidenta de la Comisión de Familia, Mujer y Juventud, Gabriela Ramírez, exhortó sobre la necesidad de reconocer los antivalores que contienen los video juegos, lo que, a su juicio, permea las conductas de niños, de niñas y de adolescentes.
Leer el resto...

Lamentablemente este "debate" no tiene visos de buscar soluciones reales al (supuesto) problema de internet y los videojuegos. Una "solución" seria consistiría en clasificar los videojuego (tanto para el hogar como para los locales) según los criterios que se desee (violencia tipo A, B, C, etc.) como advertencia para los padres, quienes decidirán en última instancia si sus hijos lo jugarán o no (y no, no es válido el argumento "pero los padres no pueden estar pendientes de sus hijos todo el tiempo, ni saber que juegos hay en los locales donde sus retoños van").

Un botón:
Un estudiante de ocho años de edad de la Escuela Miguel Antonio Caro aseguró: «Vice City consiste en hacer misiones con algunos malandros y algunas de estas misiones consisten en matar gente, y para ganar dinero hay que matar a personas inocentes».

Estos niños confiesan que los juegos les son muy atractivos porque «se gana mucho dinero, se viaja por todo el mundo y se mata gente de todo tipo».

También comentaron: «Ya no los jugamos porque nos hemos dado cuenta de que producen efectos secundarios en la mente
[¿qué carajito habla así?] como usar cuchillos, metralletas y por ser muy violentos»

Por lo cual, me imagino, que la Asamblea Nacional debatirá sobre los graves perjuicios de jugar a "policías y ladrones" donde los niños se caen a "plomo limpio" lo cual crea una insensibilidad hacia la muerte de los amiguitos.

Por supuesto, los expertos no carecen de "razones" de peso:
El médico especialista en niños, en niñas y en adolescentes Luis Guerrero mencionó que entre la lista de efectos negativos del uso inadecuado de internet se encuentran la adicción incontrolada, la pedofilia, la adicción a drogas, el escape de la vida real, el sedentarismo, la disminución del rendimiento académico, la desconexión con el entorno familiar y con el círculo de amistades.
¿Desconexión con el entorno familiar? Ah, ¿es que estos niños tienen familia, una familia que no sabe dónde están ni qué juegan? Si, debe tratarse de unos pobres padres que no pueden "estar pendientes" todo el tiempo de dónde andan sus hijos y, por lo tanto, el resto de la sociedad debe cuidárselos (por cuenta y costo de la sociedad, claro está).

3 comentarios:

K-2 dijo...

Sarcasmo On:

Propongo que también se eliminen juegos tradicionales como "policías y ladrones", en las que un grupo de niños es obligado por los otros a ser tratados como ladrones.

También que se prohíba la venta de pistolas de juguete, soldaditos de plástico y cosas por el estilo porque incitan a los niños a la violencia.

Además deben prohibirse deportes como el boxeo, karate y demás artes marciales, porque enseñan a los niños a ser violentos y a pelear.

Sarcasmo off.

Me pregunto como harían estos nobles parlamentarios para vivir antes del chavismo.

Juan Carlos Chirinos dijo...

Y mucho más, Klaus: la Asamblea Nacional debería preocuprase por las maniobras militares en la costa, la compra de armas a garnel y la educación paramilitar a los estudiantes que, quizá, sean cuestiones tan generadoras de violencia como los juegos de video.
Cuánta hipocresía, por dios...

Eduardo dijo...

Este debate existe desde que existen los videojuegos y el internet... y claro, ambos lados tienen "sus estudios clinicos que los respaldan", por allì dicen que favorecen la agilidad mental, desarrolla su capacidad y hasta divierta, mientras que otros dicen que nos convierten en monstruos asesinos. Yo, por experiencia propia, me quedo con la primera opción. Mientras, que sigan jugando a decidir que es bueno para nosotros y que no, supongo que para ellos tambien es divertido ¿No?

Saludos