lunes, diciembre 29, 2008

La lengua de las mariposas

Tuve la oportunidad de ver parcialmente en Ávila TV la película española "La lengua de las mariposas":

Situada en 1936 [pre Guerra Civil española], Don Gregorio enseñará a Moncho con dedicación y paciencia toda su sabiduría en cuanto a los conocimientos, la literatura, la naturaleza, y hasta las mujeres. Pero el trasfondo de la amenaza política subsistirá siempre, especialmente cuando Don Gregorio es atacado por ser considerado un enemigo del régimen fascista. Así se irá abriendo entre estos dos amigos una brecha, traída por la fuerza del contexto que los rodea. La política y la guerra se interponen entre las personas y desembocan, indefectiblemente, en la tragedia.

Sinopsis


La película, para quien la haya visto, no pasará desapercibida en el contexto venezolano actual. Lo que quería destacar por ahora es la causa de que la pasara ese santuario de la exclusión que es Ávila TV. Inmediatamente terminado el film (no recuerdo siquiera haber visto los créditos) aparece un micro con algunos "diablos" del gobierno venezolano y sus seguidores: el presidente estadounidense G.W. Bush, el gobernador Enrique Capriles Radowsky y dos personas más que no pude identificar por la mala calidad de las caricaturas, ataviados con símbolos nazis y mensajes que nos advertían sobre el fascismo que representan estos personajes.

En ese momento me dije "nada nuevo". Luego recordé la última escena: todos los habitantes del pueblo donde se desarrollan los hechos (tomado por los falangistas) salen, a regañadientes o voluntariamente, a insultar a sus vecinos republicanos capturados. La familia protagonista, para disimular sus simpatías republicanas (estoy simplificando el argumento para no extenderme demasiado), es la que más grita. Los demás participan como para dejar testimonio de su odio (y de su miedo). Y entonces caí. ¡Eso había sido un acto de repudio!, uno de los deportes favoritos en Cuba, país que hiciera famoso el término.

Quizá los muchachos de Ávila, tan solidarios con los compañeros cubanos, deberían pensar un poquito más antes de equiparar el falangismo con el castrismo, digo yo.

Technorati Tags:
, , .
Blogalaxia Tags:


.
Venezuela Blogalaxia Tags:


.

1 comentario:

Alfredo Garcia dijo...

No, no es la "última escena" realmente. Lo que muestra al final es que el niño protagonista (Moncho), a pesar de que se solidariza con su familia y comienza a lanzar insultos contra su profesor al punto de tomar piedras y lanzarlas también ante la mirada dolida del maestro, entre sus gritos le hace saber mediante el nombre de la lengua de las mariposas (espiritrompa), que no ha arado en el mar, que el niño no le repudia realmente porque su enseñanza y su huella permanecerá en él para siempre, sin importar que haya sido rojo.

La ideología política de Don Gregorio nunca fue impedimento para haber sido un buen maestro (y se le puede comprobar en la película). Sin embargo, es víctima de una absurda injusticia.

No creo que estaban tratando de equiparar el falangismo con el castrismo. Particularmente me parece que es más provechoso desde del punto de vista artístico, educativo y hasta personal, que se vea la película desde su contexto histórico en vez del mediático.

El verdadero final de la película es el desagravio de moncho.

Y digo yo:
Don Gregorio, "la historia te absolverá"

Saludos.